De ruinas a un hogar con belleza natural e historia

Una ruina fue el punto de partida para el diseño de esta bella casa vacacional ubicada en en la Isla de Pico, perteneciente a la Región Autónoma de las Azores, Portugal. El proyecto surgió con el objetivo de mantener la historia de las ruinas, texturas y espacios originales. Este fue el reto al que se aventuró el estudio portugués SAMI-Arquitectos, crear una casa que se integra con perfección en su entorno respetando la ruina y la naturaleza a su alrededor.

La textura del interior son paredes de piedra; una casa con amplias ventanas que permiten la entrada de la luz natural y la contemplación del paisaje.

Una intervención inteligente que le otorgó a sus creadores una nominación al reconocido premio Mies Van Der Rohe en su edición 2015.

Un ejemplo perfecto de que podemos convivir en armonía con la naturaleza sin dañarla ni intervenir en sus procesos.

Fotografías de Paulo Catrica